Interacción Teatral

> Espectáculos > La mancha de Don Quijote

La mancha de Don Quijote

SÍNTESIS ARGUMENTAL
“La Mancha de Don Quijote” es una adaptación libre de la Primera Parte de la novela de Miguel de Cervantes Saavedra “ Don Quijote de la Mancha”.

Esta adaptación teatral pone el acento en el humor, ya presente en el texto original, seleccionando y adaptando las aventuras de Don Quijote en tono de sátira, en busca de una síntesis posible para rescatar su progresión dramática.

La línea argumental sigue las aventuras de Don Quijote desde el momento en que parte de su casa hasta que es engañado, apresado y regresado a la misma, después de enfrentarse con los molinos de viento, descalabrar la posada, rescatar a los galeotes y aislarse en la montaña para cumplir su penitencia. Seguimos el camino de su fantasía, tildada de locura, que le hace reinterpretar la realidad a su propia visión interna, distorsionándola y, a un tiempo, reinterpretándola con nuevos significados, apoyado en el realismo sanador de Sancho Panza quien contrapesa su delirio. La historia elegida pone el acento en las “realidades” fantasiosas de la locura y porque no, también de aquellos que padecen Alzheimer y nos hacen apostar por una vez en la realidad de lo que solo algunos pueden ver.

Sabido es que Don Quijote de la Mancha no pierde vigencia ni actualidad a lo largo del tiempo, pero su texto quizás sea cada vez más lejano para los jóvenes. Es por eso que esta puesta en escena pretende ser un estímulo y una vía de acceso al texto original, trabajando sobre las formas para acceder a la profundidad del contenido.

Puesta en escena y Dirección General
María Inés Falconi

EDAD A LA QUE VA DIRIGIDA
A partir de los 15 años

CANTIDAD MÁXIMA DE ESPECTADORES
 80 espectadores

DURACIÓN DEL ESPECTÁCULO
50 minutos.

PREMIOS RECIBIDOS
Premios ATINA: Espectáculo para Adolescentes
Dramaturgia
Actor - Claudio Provenzano

PRENSA

La mancha de Don Quijote de María Inés Falcon
de Susana Llahi

María Inés Falconi, con un creativo e inteligente trabajo de adaptación logra que los jóvenes puedan acercarse, conocer y gustar de los clásicos de Shakespeare y en este caso, de la obra de Miguel de Cervantes Saavedra. La actuación apela a la desmesura que lleva al límite la caricatura de gestos y movimientos, de manera tal que la comicidad se transforma en un verdadero espectáculo visual. La estructura de la pieza se organiza en dos niveles: el de los actores que narran y conducen la historia en un primer plano ficcional y el de la ficción en sí. Por supuesto, esta superposición de niveles produce la continua entrada y salida de personaje, el cambio de roles (un mismo actor debe desempeñar varios personajes a excepción del actor que personifica a Don Quijote) y las confusiones que conlleva todo este accionar genera situaciones sumamente graciosas.

Leer el articulo completo

Un Quijote distinto, para disfrutar
Por Monica Berman

Versiones del Quijote, ya se sabe, hay casi infinitas. Muchas de ellas son poco originales y aburridas e intentan reproducir una literalidad definitivamente imposible. Entonces, cuando aparece una que apuesta a reformular, a cambiar la perspectiva, manteniendo algo del orden del relato, pero modificando el género, es tiempo de celebración.

La decisión de puesta es absolutamente lúdica. El humor en todas sus formas: verbal, gestual, situacional, dice presente de manera constante. Si la literatura clásica suele estar asociada al acartonamiento y a la solemnidad, acá nos demuestra que hay otro modo de referirla. Ni siquiera renuncian, de vez en cuando, al registro literal de Cervantes y lo hacen de tal modo que circula casi con naturalidad.

Leer el articulo completo